Título

Escrito por viviseccionados 25-07-2014 en hitler. Comentarios (0)

"Hitler le daba palmaditas en la mano llamándola 'Mein Sonnenschein' (mi rayo de sol).
Él la llama "conejita" o "tontita"; ella, "mi Führer", y lo tutea.
'Mientras más 'grande' el hombre, más insignificante debe ser la mujer' solía decir el Führer. 
Hitler confió a su amigo Himmler que al morir volvería a reencarnar y que se casaría en la próxima vida con Eva Braun. " Ana Cervantes, Amantes famosos de la historia.